Calle Chiclayo 723 – 725 - Miraflores
Fijo: 255 8598 – 241 0448 - Cel: #976 953599

MALA POSTURA Y PROBLEMAS EN LA MORDIDA SON CAUSAS DE DOLOR DE CABEZA.

Cuando hay dolor de cabeza es necesario determinar su origen en el cerebro, tumores, problema vascular, nervios, entre otros. Cuando todo está normal, es necesario considerar la posición que tiene el individuo al realizar sus actividades diarias.

Una inadecuada respiración, problemas en la mordida, mala posición o postura, estrés, desvía la línea de gravedad del cráneo y eso afecta el músculo, los nervios, las arterias ocasionando dolor de cabeza lo señaló a Salud en RPP la licenciada Rocío Salas Cabrera, tecnóloga médica, especialista en fisioterapia y rehabilitación.

Explicó que la desviación del centro de gravedad hacia adelante, por ejemplo, produce disminución de los espacios vertebrales, comprimiendo músculos y nervios es decir, el origen es biomecánica.

La forma de dormir con una almohada inadecuada, puede ser causa de dolor de cabeza y afectar la parte posterior del cuello.  Por ello es importante, dijo la especialista, observar con qué almohada se duerme. No existe un modelo único de almohada ortopédica.

Respecto a los dientes o a una mala mordida debes saber que antes de realizarte una ortodoncia tienes que realizarte una evaluación biomecánica con el fisioterapeuta especialista en mandíbula, cabeza y cuello.

Qué debes saber para evitar dolores de cabeza por una mala postura:
– Las personas que manejan carro, están sentadas o de pie mucho tiempo, es importante que cada 2 horas se levanten y realicen ejercicios de estiramiento y de respiración profunda.
– Si estas mucho tiempo sentado o sentada debes colocarte una almohadilla en la curvatura de la columna.
– Si usas mochilas en el campo, para evitar el dolor, cámbialas de ubicación, de atrás hacia adelante, así manejas el peso.
– La almohada debe acunar la cabeza. Solo en el caso de los ancianos la cabeza puede estar en alto.
– Cambia la almohada una vez al año y encuentra comodidad en ella.
– Respira con los hombros hacia abajo y sin mover los hombros, utilizando los músculos abdominales y el diafragma exclusivamente, de lo contrario se comprometerá a los músculos del cuello. La respiración debe ser larga y profunda